Cultura Biotec

|

El blog (no solo) biotecnológico de Elena F. Guiral

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Carlos Elías: o estrangulando el hálito de la divulgación científica en España

Monday, February 4th, 2013

Elena F. Guiral

La razón estrangulada. Lectura recomendada por mi tutor para toda doctoranda que analice la situación del periodismo científico en España. Lectura, larga, densa y polémica que estuve a punto de abandonar en la página 170 tras leer esta cita textual de su autor: “La licenciatura de periodismo (1994-1997) la empecé como hobby cuando ya había aprobado las oposiciones a profesor de secundaria. Las veinticinco asignaturas las hice en tres años en los que compaginé los estudios de periodismo con mi trabajo a tiempo completo como profesor de física y química de instituto”. Y aquí, otra bonita perla: “En conjunto, recuerdo la carrera de periodismo como una diversión, en la que estudié un poquito, aprendí algo y me sorprendí mucho cuando comprobé que el diploma de Licenciado era exactamente igual al de Químicas.

Primero tengamos en cuenta que cualquier madre trabajadora dejaría a la altura del betún la apretada agenda que durante esos tres años tuvo el autor de La Razón estrangulada. Sí, yo también crié un bebé, trabajé a tiempo completo, dí clases en una escuela de negocios y seguí los cursos teóricos de mi tesis doctoral ¿Y? ¿Debería seguir esperando esa calle a mi nombre en mi Zaragoza natal? Pues no, porque lo que yo hice lo hacemos miles de mujeres cada día ¿Es este motivo suficiente para menospreciar una licenciatura universitaria y la vocación de aquellos que un día decidimos dedicarnos a la comunicación?

Según el autor lo hicimos para hacernos famosos y trabajar como comentaristas en los programas del corazón. O porque nunca nos vimos con la suficiente inteligencia y capacidad para estudiar una licenciatura de Ciencias. Vale. No puedo representar a todos mis compañeros, del pasado, del presente o del futuro de la profesión, pero particularmente elegí estudiar Ciencias de la Información porque sabía que ésta era la profesión  que me iba a hacer feliz. Y desde luego, ni rica ni famosa, eso siempre lo tuve más que claro.

El caso es que tras leer estos comentarios decidí que no merecía la pena seguir leyendo a alguien que tenía como afición utilizar las páginas de un ensayo para demostrarle al mundo su impresonante coeficiente intelectual y cerré el libro. Pero tras unos días de nuevo me pudo la curiosidad, porque lo cierto es que algunas de las reflexiones eran ciertamente interesantes y decidí hacer caso a un consejo que me dio mi abuela cuando era niña “De todo el mundo se puede aprender algo interesante” y acabar su lectura.

Y  bien, como decía al principio La razón estrangulada, se trata de un libro largo, denso y lleno de reflexiones intrépidas,  unas acertadas y otras no, según mi criterio. Me centraré en las que considero más interesantes.

Uno de los ejes de su libro es analizar, en mi opinión de forma simplista y poco acertada por qué hay más alumnos  que cursan estudios de Comunicación que de Ciencias Puras. El otro, analizar el declive de la Ciencia en la cultura occidental, expuesto de forma mucho más interesante.

Elías explica en su libro que una de las causas de ese escaso papel de la ciencia en ámbitos gubernamentales, es que “el científico se aleja del poder político, económico o mediático porque cree que trabaja en algo que es una verdad absoluta”. Se trata de una afirmación con la que estoy de acuerdo, y está imbricada en la imagen que los científicos tienen que proyectar sobre sí mismos, como seres alejados de las guerras de guerrilla que tienen lugar en la política. Sin embargo, ese aislamiento les deja lejos de los centros de poder y en época de vacas flacas, como la que nos está tocando vivir en España hace que los recursos para Ciencia se vean seriamente recortados.

El autor de La razón estrangulada también analiza por qué el periodismo científico ahuyenta nuevas vocaciones, haciendo un juicio de valor un tanto precipitado: “cuantos más periodistas hay trabajando para la ciencia en gabinetes de prensa o informando sobre ciencia el efecto logrado es ahuyentar nuevas vocaciones”.

Carlos Elías tampoco apuesta demasiado por hacer la divertida y amena la divulgación científica “¿Por qué no se hace divertido el derecho? ¿O la medicina?”. “La divulgación mata el hambre repentina, pero como la comida basura, jamás nutre”, afirma. La ciencia tiene que ser explicada de forma atractiva para el público general porque la ciencia es algo que está presente a cada minuto en nuestras vidas y todos tenemos derecho a asomarnos al mundo en el que vivimos aunque no tengamos la preparación académica que nos permita entender al 100% el lenguaje científico.

La ciencia en España no está viviendo momentos fáciles en un contexto complejo, con importantes recortes en los presupuestos del Estado. Sin embargo, no pienso que haya falta de vocaciones entre los más jóvenes  ni falta de interés en nuestra sociedad, más bien al contrario. Jamás la ciencia ha contado con tantas vías de intercambio de información gracias a las redes sociales y tanta pasión por divulgar entre los jóvenes científicos.

La revista Journal of Feelsynapsis, publicada on line de forma gratuita por un grupo de jóvenes científicos es un ejemplo perfecto. Son nuestros gestores los que no está cumpliendo con su obligación y están hipotecando nuestro futuro. Y visiones tan pesimistas como la de Carlos Elías solo contribuyen a minar un poquito más la autoestima de miles de mentes brillantes y comprometidas.

El club de las mujeres sin pasado

Tuesday, August 28th, 2012

Elena F. Guiral

Es decir, el club de las mujeres de expatriados. No el club de los expatriados, que tienen que empezar de cero en un país nuevo pero llegan con una oportunidad laboral y una rutina que les dará la estabilidad que necesitan más pronto que tarde.

Yo, y otras muchas como yo pertenecemos al club de las mujeres sin pasado. Para nosotras el nuevo destino no nos recibe con los brazos abiertos, ofreciéndonos un nuevo futuro, sino que nos roba un pasado que nos pertenecía. Da completamente igual si en tu vida anterior tu último nombramiento apareció en el suplemento de Negocios de El País, o si eras una prestigiosa diseñadora gráfica, o si en tu empresa valoraban mucho tu buen hacer en el departamento de Recursos Humanos.

Nada más llegar a tu nuevo destino eres, como mucho, la mujer de… y como poco un cero a la izquierda, en términos profesionales. Abducida por un montón de tareas domésticas y burocráticas, invisibles pero necesarias, perdida en un entorno desconocido que te roba los minutos como los hombres grises de Momo, ves pasar poco a poco los días con un sentimiento entre nostalgia y culpa, como si estuvieras faltando a clase un día tras otro.

Y como te han quitado tu pasado pero no has perdido tus neuronas, mientras ves pasar la rutina delante de tus ojos te preguntas una y mil veces qué narices estás haciendo aquí, lejos de tus raíces, y si podrás alguna vez abandonar este limbo, confortable pero axfisiante.

Y como no has perdido tus neuronas siguen peleando por seguir manteniendo firmes los mimbres de tu familia, porque en realidad es la auténtica razón por la que estás aquí. Y en seguir recordándote día a día que algún día recuperarás tu pasado, tu presente, tu futuro y tu propia vida.

Dedicado a todas vosotras.

 

 

Los genomas de la huerta

Wednesday, July 25th, 2012

Elena F. Guiral


Tomates, melones, pimientos, pepinos… de todos es conocido que España es una superpotencia en lo que a producción y exportación de frutas y hortalizas se refiere. Hecho que queda demostrado en la participación clave de la ciencia española en la secuenciación de los genomas del tomate y el melón que se han presentado en las últimas semanas. Ambos bajo el auspicio y apoyo de Genoma España, que durante los últimos años ha realizado un extraordinario trabajo tanto apoyando desarrollos innovadores como divulgando las aplicaciones y las posibilidades de la biotecnología en todos los ámbitos.

En el caso del tomate, España ha formado parte de un consorcio internacional de investigadores cuyo trabajo se ha desarrollado a lo largo de ocho años y fue publicado el pasado mes de junio en la revista Nature. Este descubrimiento pone a disposición de investigadores de todo el mundo un mapa de alta resolución de los genes de esta planta y abre todo un mundo de posibilidades en la mejora de variedades de tomate.

“Podríamos decir que ahora tenemos ante nuestros ojos toda la información del genoma del tomate, pero ahora hay una tarea mucho más apasionante y compleja por delante, saber interpretarlos para acceder a los genes que regulan las características más relevantes. Digamos que nos hemos hecho con el GPS del tomate, ahora tenemos que seguir el viaje para saber hasta dónde nos lleva”, explica Antoni Granell, químico e investigador del IMBCP y director de la parte española del proyecto a quien tuve la oportunidad de conocer el pasado mes de junio en Valencia.

El equipo nacional, enmarcado en el proyecto ESP-SOL que ha contado con una financiación de un millón de euros por parte de Genoma España, ha participado en la secuenciación de la eucromatina del cromosoma 9 donde se encuentran la mayoría de los genes asociados a rasgos de calidad del tomate. En él han participado 46 investigadores, 10 grupos de investigación, 9 instituciones públicas y dos empresas, según datos de Genoma España.

Según Antoni Granell, aunque el proyecto de secuenciación del genoma del tomate comenzó su andadura en 2003, el proceso se aceleró en 2009, “con la aparición de nuevas técnicas de secuenciación mucho más rápidas y económicas, que han supuesto un auténtico avance en el campo de la genómica”.

Los investigadores han comparado el genoma del tomate cultivado Solanum lycopersicum con el del tomate silvestre Solanum pimpinellifolium, descubriendo que ambos genomas solo se diferencian en un 0,6% entre sus nucleótidos pero sí en un 8% respecto al genoma de la patata, Solanum tuberosum.

Esta poderosa enciclopedia está a disposición de todos, ya que la secuenciación del genoma se trata de un proyecto de carácter público, para que a partir de ahora los investigadores de todo el mundo desarrollen proyectos de mejora de las variedades de tomate que puedan responder, por ejemplo, a una pregunta común como: “¿Por qué tengo la sensación de que los tomates de ahora no saben a nada?” Según Granell, “Es obvio que un tomate recogido en su momento justo de maduración está mucho más sabroso que aquél que tiene que cosecharse antes para llegar en condiciones óptimas a su punto de destino. De momento no hemos descubierto qué genes gobiernan esta característica, pero tenemos un buen material de investigación a partir de ahora”.

De momento, el IBMPC ya ha firmado un acuerdo con una pyme de Almería para colaborar con ellos en el desarrollo de variedades con mejores cualidades organolépticas. Y es que no hay mejor forma de crear riqueza que con la transferencia tecnológica que saca partido a los avances científicos. Por algo este centro dependiente del CSIC nada tiene que envidiar a otros institutos punteros en investigación de tomate como las Universidad de Davis Y Cornell en EE.UU. y la Universidad de Wageningen en Holanda.

Take the flour back, los GM cereal killers, en concierto

Friday, May 18th, 2012

Elena F. Guiral

Se hacen llamar Take the flour back, que traducido al español sería algo parecido a “Devuélvenos la harina”. Este grupo tan hippy y simpático han decidido organizar un día campestre el próximo 27 de mayo en el que no faltará detalle. Habrá picnic, música con el famoso grupo Seize the day y la actividad estrella: descontaminación.

Descontaminación. Destrucción de un ensayo de campo de trigo modificado genéticamente diseñado para repeler ataques de los áfidos, pulgones y mosca negra, que atacan este cultivo. Destrucción del trabajo de varios años de un grupo de investigadores del Inistituto Rothamsted, situado en Inglaterra. Eso sí, todo en un ambiente muy festivo.

Como a este grupo le gusta actuar con luz y taquígrafos, nada de ese ocultismo al que nos tienen acostumbrados las multinacionales del sector, anuncian su fiestecita en su propia web y son tan majos y simpáticos que estamos todos invitados a participar. Al fin y al cabo, descontaminar en solitario resultaría un poco aburrido. Por supuesto tampoco falta un completo pack de prensa, porque para qué sirve tomarse tanto esfuerzo si nadie va a enterarse de su heroica acción.

Centrémonos ahora en los otros protagonistas de la historia, anfitriones involuntarios de la juerga harinera. Obviamente, me refiero a los investigadores del Instituto Rothamsted, que han visto cómo ellos y su trigo resistente a los áfidos comenzaban a acaparar portadas.

En un intento por detener la destrucción de estos ensayos… Pero, ¿un momento? ¿La policía no es capaz de detener una acción ilegal? En fin, en un intento por detener la destrucción de estos ensayos varios de los investigadores que trabajan en este proyecto han publicado una carta abierta y editado un vídeo que ha circulado ampliamente por la Red en días pasados.

Hasta aquí, todo correcto, muy loable la actitud de los científicos del Instituto Rochamsted de intentar salvar sus ensayos. Pero, ¿otro momento? ¿Y esa carita de corderito degollado pidiendo poco menos que clemencia a los cereal killers? ¿Y esa escenificación los cuatro detrás de la mesa poco menos que como si fueran rehenes de Al Queda?

Y es que yo me pregunto, ¿por qué pedir clemencia a un grupo de lunáticos-fanáticos-denialistas? ¿Por qué empeñarse en intentar que cambien su opinión sobre los OMGs cuando todos sabemos, años y años después que es una tarea inútil? Porque ellos siempre buscarán nuevos argumentos, no importa lo anticientíficos que sean, para reafirmar sus prejuicios. Y esto nadie lo va a cambiar.

Y eso por eso que llegados a este punto voy a olvidarme de los Take the flour back, para centrarme en los errores que a mi juicio han cometido y están cometiendo los investigadores del Rothamsted Institute.

Error 1. Intentar convencer a un grupo de eco-fundamentalistas violentos de que comprendan y respeten la labor que están desarrollando en sus ensayos (anteriormente comentado).

Error 2. No denunciar sus intenciones a las fuerzas de seguridad para que protejan este ensayo. Suplicar a tus enemigos es quitarte a ti mismo la razón y la autoridad. Mi mensaje hubiera sido éste: “Queréis diálogo, por nosotros perfecto, pero tened claro que si destrozáis nuestros ensayos estaréis haciendo algo ilegal y tendréis que responder ante la ley”.
Porque Take the Flour Back no quiere diálogo a fondo, quiere espectáculo y lanzar al público sus mensajes empaquetados y listos para consumir. Así se lo ha hecho saber a la Dirección del Rothamsted Institute negándose a participar en un debate en vivo y proponiendo participar en un programa de televisión. Lógico, sus argumentos no aguantarían ni un primer round dialéctico…

Error 3. Desmarcarse de las multinacionales del sector, comentando en primer lugar que los ensayos eran públicos y solo públicos y que si eran destruidos estarían dejando el camino libre para que únicamente los gigantes agroquímicos del sector tuvieran oportunidad de seguir desarrollando y comercializando OMGs. Primero porque deslegimitar la legítima labor de las compañías de semillas en el campo agro biotec no sirve para ganar puntos a ojos de estos cereal killers & compañía y en cambio sí siembra dudas en la opinión pública. La misma que luego deja constancia de sus dudas en el Eurobarómetro de la UE, encuesta que después es utilizada por las asociaciones ecologistas para tratar de legitimar sus acciones fuera de la ley.

Segundo, porque de este modo es fácil que Take the flour back te desmonte el argumento de tu desvinculación con el mercado real buscando, lógicas e inevitables conexiones con las compañías del sector en su carta de respuesta.

Dicho todo esto, quizás haya llegado el momento de que los biólogos moleculares de todo el mundo, dejen de pedir perdón al mundo cada día por trabajar en la modificación genética de plantas. De que enfoquen su energía a trabajar y a divulgar al público interesado las aplicaciones de la biotecnología de la mejor forma posible. Y porque perdiéndose en tantas explicaciones, justificaciones y llamadas a la clemencia de grupos –lunáticos-fanáticos-denialistas solo derrochan tiempo, energía y siembran la duda en la opinión pública que se pregunta ¿A qué viene esta actitud a la defensiva? Y es que como decía Gandalf en El Señor de los Anillos: “No tengas piedad con ellos, porque ellos no la tendrán contigo”.

 

Periodistas, divulgadores e información sobre transgénicos. Historia de una tesis, y de una encuesta de opinión

Wednesday, April 18th, 2012
Elena F. Guiral

La Agrobiotecnología se ha convertido a lo largo de los últimos años de forma continuada en protagonista de artículos de prensa de toda clase y género. Reportajes, entrevistas, artículos de opinión, e incluso viñetas humorísticas han tenido como tema recurrente esta tecnología. alimentación.

 Los medios de comunicación y los divulgadores científicos, con su forma de seleccionar las fuentes de información y de enfocar las noticias, han influido de forma determinante en la percepción dela Biotecnología agroalimentaria por parte de la opinión pública y la Administración Pública. Y esta percepción ha marcado de forma significativa la aplicación de esta tecnología y las normativas creadas para su desarrollo.

Por otra parte, el intenso debate y la precaución social que ha suscitado el tema de los alimentos transgénicos resulta un ejemplo paradigmático cómo la percepción del riesgo por parte de los medios de comunicación y el público en general va más allá de la mera evidencia científica.

Esta antagonismo entre los actores presentes en el tema de la biotecnología agroalimentaria y cómo las diversas fuentes de información, han influido o tratado de influir en los medios de comunicación de nuestro país lleva muchos años fascinándome y se ha convertido en el eje central de mi tesis doctoral. Un proyecto que lleva acompañándome más de diez años y que verá la luz finalmente en los próximos meses.

Por ello es realmente importante para mí conocer la opinión de divulgadores e informadores sobre cómo desempeñan su trabajo a la hora de informar sobre transgénicos: si lo consideran un tema de constante actualidad, a qué fuentes recurren, si la relación con estas fuentes es buena o podría ser mejorada… Con este motivo he elaborado una sencilla encuesta cuyos resultados analizaré en mi tesis doctoral y difundiré después a través de Cultura Biotec.

Por ello, si trabajas en divulgación científica, ya sea en un medio tradicional, o a través de tu blog o de las redes sociales me interesa mucho tu opinión. La encuesta es anónima, solo tardarás cinco minutos y tu experiencia servirán para acortar algunos pasos la distancia entre agentes sociales y medios de comunicación y para acercar la ciencia al público de la mejor  manera posible. ¡Un millón de gracias!

 

ACCEDE AQUÍ A LA ENCUESTA

 

 

 

 

 

 

Carta a un ecologista

Monday, April 2nd, 2012

Albert Concepción*

Apreciado ecologista:

Espero que a la recepción de ésta te encuentres bien de salud. Yo sí lo estoy a pesar de que consumo alimentos elaborados con soja transgénica sin ningún problema y convencido de su seguridad.

Como habrás leído en los periódicos, en los últimos meses se ha desatado una gran alerta en torno a la pertinaz sequía que estamos sufriendo en España. Lamentablemente, ésta es una situación que viven muchos países, en especial los países en vías de desarrollo y que sólo puede enfrentarse de dos maneras, aunque con diferente resultado.

Una es practicando un ritual denominado danza de la lluvia, que consiste en dar saltos alrededor de una hoguera entonando cánticos que los mortales no entendemos, pero que, al parecer, tienen milagrosos efectos en los dioses que propician las precipitaciones. La otra es la aplicación de innovaciones tecnológicas a la agricultura. Ninguna de las dos ha logrado hasta ahora resultados en lo que respecta a generar lluvias, pero la segunda empieza a parecer útil para combatir la falta de agua.

Aunque ignoro la razón, me consta que vosotros no estáis muy conformes con el uso de las tecnologías, pero como comparto con vosotros la voluntad de contribuir a un mundo mejor, me voy a permitir daros unos cuantos consejos que, sin duda, van a contribuir a enfrentar mejor problemas como la sequía o la falta de alimentos en el mundo.

Mi primer consejo es que dejéis de una vez de engañar a los pobres ciudadanos con los supuestos beneficios de los productos orgánicos. Como sabéis, aunque no lo reconozcáis, este tipo de alimentos no sólo no aportan ninguna ventaja, sino que al necesitar el triple de superficie cultivable para producir lo mismo malgastan recursos indispensables como el agua e impiden utilizar las tierras para lo que realmente se necesitan: alimentar a la gente en lugar de sacarle la pasta vendiéndoles productos que ni son más sanos ni más seguros.

Por supuesto, tenéis todo el derecho a ofrecer vuestros cultivos a quién quiera y pueda pagarlos; pero, por favor, dejad de engatusar al personal y recordad las sabias  frase del
prestigioso biólogo indio CJ Prakash: “Lo único sostenible de la agricultura orgánica es que  sostiene la pobreza y la malnutrición”

Mi segundo consejo es que, de una vez por todas, dejéis de poner trabas sin sentido a la aplicación de la tecnología en la agricultura. Vuestra actitud anticientífica y antisocial ha hecho ya  que muchas empresas y organismos dejen de investigar en prometedores cultivos pensados para combatir la sequía o para incrementar la producción y la eficiencia. Es decir, para consumir menos agua y producir más alimentos. No obstante, como soy muy consciente de que estas nimiedades no forman parte de vuestros objetivos, temo que os voy a tener que dar un último consejo: disolved vuestras organizaciones; de este modo, las inútiles subvenciones públicas con las que os pagáis los sueldos podrían utilizarse en investigación científica que, sin duda, contribuiría más que vuestra letanía al bienestar de los ciudadanos.

Sin más por el momento, quedo a vuestra entera disposición en @aconcepcin

*Albert Concepción Simón (Barcelona, 1962) es periodista y asesor de comunicación en la agencia Docor Comunicación. Licenciado en Ciencias de la información por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionado por la información sobre salud, ciencia y calidad de vida. Miembro del Col·legi de Periodistes de Catalunya y de la Asociación Nacional de Informadores de Salud (ANIS)

Bioeconomía en Europa: una gestión razonada y razonable de los recursos naturales

Monday, March 5th, 2012

Elena F. Guiral

La semana pasada la Comisión Europea hizo pública su hoja de ruta sobre lo que considera la piedra angular del desarrollo de la UE en la próxima década. Hacia esta estrategia, denominada bioeconomía sostenible, Innovating for Sustainable Growth:  a bioeconomy for Europe, apuntarán todas las decisiones comunitarias a partir de ahora.

¿Pero qué es la bioeconomía sostenible? La Comisión Europea define este concepto como “la gestión económica más adecuada de los recursos biológicos, así como su transformación en procesos industriales y la gestión de los residuos”. Es decir, esta horma desarrollada por la UE encaja en el zapato biotecnológico de forma perfecta ya se trata de una industria  basada en los recursos naturales y que ofrece múltiples soluciones para sacarles el máximo partido y es una de las llaves para la transformación de una economía basada en los combustibles fósiles a otra basada en las energías renovables.

La bioeconomía pretende desarrollarse en torno a tres pilares fundamentales:

1) Aumentar la inversión en investigación e innovación a través de fondos comunitarios, nacionales y estrechando lazos y sinergias con la inversión privada.

2)
Sacar el máximo partido, económico y sostenible, a la gestión de residuos. En la actualidad deshacerse de la basura orgánica cuesta al contribuyente entre 55 y 90 euros por tonelada. La propuesta de la Comisión pretende dar la vuelta a la tortilla y convertir el gasto en beneficio, a través de tecnologías como la biomasa que podrían crear trabajo y riqueza económica. Y además daría una mayor
dependencia a Europa, demasiado atada a los combustibles fósiles.

3) Reforzar la coordinación de esta estrategia a través de la creación de un Panel de Bioeconomía y un Observatorio de Bioeconomía además de la celebración de conferencias entre los actores implicados.

El término bioeconomía, que ahora recoge y desarrolla la UE no es nuevo. Estados miembros como Dinamarca, Finlandia, Alemania y Holanda ya están desarrollando estrategias similares.

Por otro lado esta estrategia también pretende provocar un cambio de conciencia y de hábitos de consumo en los ciudadanos europeos. Un auténtico reto, ya que las previsiones de crecimiento del 70% de la demanda de alimentos de la población mundial en 2050 se quedan en meras cifras sobre el papel cuando el acceso a comida variada y razonablemente económica sigue estando garantizado.

Sin embargo, esta estrategia presentada la pasada semana por Bruselas, ha suscitado dudas y cierto
escepticismo entre los investigadores científicos.

Aunque Europa Bio, la Asociación Europea de Bioempresas ha acogido con entusiasmo este proyecto “Se trata de un hito muy importante para Europa y los europeos” , ha comentado Lars Hansen, Director del Consejo de Biotecnología Industrial de la asociación, algunas dudas ensombrecen el futuro del desarrollo de la bioeconomía en Europa.

Por su parte, Nathalie Moll Secretaria General de Europa Bio ha querido también compartir su punto de  vista con Cultura Biotec: “La estrategia de la bioeconomía es un buen comienzo, pero debe ser implementada a nivel nacional y comunitario y necesita una serie de medidas complementarias como el límite para garantizar la producción de biomasa, además de un desarrollo legislativo adecuado”.

La contradicción más llamativa es por qué si está clara la necesidad de gestionar de la forma más óptima nuestros recursos agrícolas, es decir conseguir la máxima productividad sostenible, el desarrollo de la agrobiotecnología sigue paralizada en la UE más de una década después.

Por otro lado, la cristalización de un proyecto tan ambicioso sería un gran logro para el desarrollo de la economía comunitaria en los próximos años. Pero será necesario esperar para saber si esta estrategia se quedará en el tercer punto de sus pilares vitales, es decir, en el plano teórico, o realmente se verán resultados positivos, y reales, a corto y medio plazo.

 

 

 

Carta de Bill Gates al pueblo español para que la crisis no nos haga olvidar que somos un pueblo solidario

Wednesday, February 22nd, 2012

Bill Gates

Traducción: Elena F. Guiral

Estoy de visita en España esta semana para compartir un mensaje sencillo con el pueblo español – que la cooperación funciona.

En los últimos 30 años España ha experimentado un crecimiento económico increíble, lo que le ha permitido dar un salto espectacular de ser beneficiario de las ayudas internacionales a convertirse en uno de los donantes más generosos del mundo.

Varias inversiones españolas en salud y  agricultura han salvado millones de vidas con innovaciones como las vacunas y han  ayudado a millones de personas a salir de la pobreza.

Sin embargo, España se encuentra en medio de uno de los peores momentos económicos de su historia. La crisis financiera trajo un abrupto fin a años de fuerte crecimiento. El desempleo es actualmente alrededor del 23% y el Gobierno está considerando recortes presupuestarios, incluidos los recortes a sus gastos de ayuda extranjera.

Estos recortes  pueden parecer inevitables. Pero no tiene por qué ser así. Estamos en un buen momento para que España mantenga su gasto y explore nuevas formas de mejorar el impacto de sus intervenciones de ayuda.

España puede centrar sus esfuerzos en financiar las intervenciones que logren un mayor impacto, y la participación en asociaciones innovadoras mundiales como la Alianza GAVI, el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria.

España ya tiene muchos grandes ejemplos de inversión en cooperaciónp innovadora, incluyendo  el Centro de Investigación Manhiça en Mozambique. Este centro comenzó su andadura en 1996 con fondos de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo y otros donantes.

Manhiça comenzó a realizar investigaciones de vanguardia sobre la malaria, enfermedades diarreicas, y otros problemas de salud que sufre el pueblo de Mozambique tras una larga guerra. El fundador de este centro es el Dr. Pedro Alonso, un médico e investigador español.

Especialmente en tiempos difíciles, algunas personas dicen que los países ricos deberían
reducir su ayuda al desarrollo en el extranjero. Pero el hecho es que la ayuda representa menos del 1% del gasto público en la mayoría de los países donantes. Esa cantidad de dinero no le está causando problemas fiscales del y el recorte de la ayuda externa no va a resolver la crisis económica.

Ahora, más que nunca, tenemos una oportunidad real para ayudar a los más desfavorecidos a recuperar  su autosuficiencia.. Las innovaciones en la salud y la agricultura han salvado millones de vidas y pueden salvar algunos millones más. Por eso es tan importante para España a continuar su notable papel como líder en salud y desarrollo.

Sé que España quiere que las personas más pobres del mundo tengan una vida mejor. Sin embargo, la actual crisis económica  a veces nos hace buscar excusas. Nosotros decimos que ya no podemos hacer lo que sabemos es correcto, porque es demasiado caro, demasiado difícil. Pero en tiempos difíciles, tenemos que hacer lo contrario, tenemos que defender aquello en lo que creemos.

También debemos estar unidos. Como explica el Dr. Alonso, “El futuro del planeta va a depender no sólo de lo que nos pasa sino en lo que sucede con nuestros vecinos y el resto de la humanidad.”

Accede al artículo en inglés y al vídeo sobre el Centro de Investigación en Manhiça (Mozambique)

 

La eterna pataleta francesa… contra el MON 810

Tuesday, February 21st, 2012

Elena F. Guiral

Todo va y todo viene. En una eterna vuelta cíclica Francia ha decidido canalizar de nuevo sus miserias hacia sus vecinos del sur, es decir España.

Desde que tengo uso de razón y siendo una niña me preguntaba por qué teníamos que perder nuestra fruta en la frontera. Ahora que ya la vida y la experiencia me han hecho intuir, solo intuir, las oscuras motivaciones de algunas decisiones tengo ya alguna que otra pista: Francia es incapaz de aceptar que su Grandeur se ha quedado a la altura física de Sarkozy.

Resulta común caer en la tentación de pagar tu rabia con quiénes te rodean. Mucho más provechoso para ellos sería aceptar que estás en horas bajas, hacer autocrítica y tomar medidas. Pero la salida fácil es tratar dar el mensaje de que sigues siendo el centro de Europa.

En un acrobático gesto de comedia francesa, según informa la agencia AFP, la Comisión Europea recibió ayer lunes una petición del Gobierno francés de suspender urgentemente el cultivo en la UE del maíz transgénico MON810 desarrollado por el grupo estadounidense Monsanto.

Recordemos que Francia había adoptado en febrero de 2008 una cláusula de salvaguarda para prohibir el cultivo de este maíz en su territorio, pero la medida fue invalidada por la Corte de Justicia de Luxemburgo y el Consejo de Estado.

Así que el Gobierno francés, ni corto ni perezoso, practicando la común costumbre de “yo no me bajo del burro”, se ha vuelto más ambicioso y ha decidido que el MON 810 debe desaparecer del mapa agrícola comunitario. Este maíz transgénico es el único cultivado a día de hoy en Europa y principalmente en España, donde se cultivan el 85% de las hectáreas de la UE, según recoge el último informe ISAAA sobre cultivos transgénicos en el mundo.

La nota de AFP recoge una cita de Frederic Vincent, portavoz del Comisario de Salud de la UE John Dalli “Acabamos de recibir una demanda del gobierno francés. Pide que se suspendan urgentemente las autorizaciones de cultivos de maíz OGM MON810 en toda la UE, y basa su solicitud en nuevos estudios científicos.Vamos a estudiar los datos y daremos nuestra respuesta en los plazos previstos”, añadió.

Me muero de curiosidad por saber qué tan relevantes y tan peligrosos datos se les han escapado hasta la fecha a los científicos de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Y por no hablar de la Food and Drug Administration (FDA) en EE.UU., donde hace más de una década se cultiva el MON 810 de forma masiva sin que se haya registrado ni un solo problema de salud derivado de su consumo.

Pues nada, esperaremos atentos a que nuestros vecinos franceses iluminen al resto de ciudadanos comunitarios con su sapiencia y sus datos científicos de peso. Pero a ver si al final los “iluminados” van a ser ellos. Como me comentaba hace ya algunos años un técnico de la asociación de los productores de maíz franceses (AGPM), que intentaron sin éxito durante años normalizar el cultivo de maíz Bt  en el país galo, “el problema de Francia es que lleva largo tiempo recreándose en su propia decadencia”.

 

 

Informe ISAAA 2011: seguimos de carnaval… pero lo celebran otros

Tuesday, February 7th, 2012

Elena F. Guiral

Con la que está cayendo… y seguimos de carnaval. Mientras Europa sigue arrebujada en la manta de su indolencia y viendo la realidad que se le viene encima desde los países emergentes en formato telenovela, estos llamados países emergentes están dando una lección de buena gestión biotecnológica.

De los 160 millones de hectáreas plantados con semillas transgénicas en 2011, lo que supone un crecimiento global del 8%, el mayor crecimiento tuvo lugar de nuevo en Brasil, con un impresionante aumento del 20%.

El que fuera alumno aventajado está a punto de convertirse en profesor, y ya es el segundo productor mundial del mundo, con 30,3 millones de hectáreas cultivadas el pasado año. Por supesto EE.UU. sigue siendo el gigante agrobiotecnológico por excelencia, con 69 millones de hectáreas cultivadas en 2011. A día de hoy el 90% de los principales cultivos del país, soja, maíz, algodón y también remolacha azucarera, son modificados genéticamente.

Clive James, director del International Service for the acquisition of agri-biotech applications (ISAAA) desvela en su informe los secretos del milagro brasileño: “Brasil cuenta con un sistema de aprobación rápido y ha creado dos corrientes de tecnología para apoyar el crecimiento de los OMGs: cultivos desarrollados por las empresas agrobiotec y la colaboración entre sector público y el privado a través del EMBRAPA, que cuenta con un presupuesto anual de un billón de dólares”. Fruto de esta colaboración es el primer cultivo transgénico desarrollado en Brasil con voluntad de ganador, una judía resistente a virus. Según James, “este enfoque triunfador es una lección clave para otros países de todo el mundo”.

Sí para los visionarios como Bill Gates, que a través de su fundación ha establecido un ambicioso acuerdo de colaboración con el EMBRAPA, presupuestado en 2,5 millones de dólares, para que el centro de investigación y tecnología brasileño comparta y desarrolle sus conocimientos en los países africanos en los que la fundación Bill & Melinda Gates tiene proyectos en marcha.

No en la UE, cuyo bloqueo legal y burocrático ha propiciado el fin de las investigaciones en I+D+I de BASF en Europa y su traslado a sus laboratorios de Raleigh (Carolina del Norte).

Sin embargo, curiosamente, y por la puerta de atrás, financia proyectos de investigación en Costa Rica.

Vamos, que Europa suspende estrepitosamente en la estrategia 3D, definida por Clive James como el arte de “desarrollar I+D+I, desregular de forma racional y diversificar nuevas aplicaciones”.

En superficie de cultivo, Europa experimenta un aumento del 26% por cierto respecto a 2010, con 114.500 hectáreas cultivadas, debido principalmente a España, que sigue acaparando el 85% del porcentaje total. Solo Portugal, República Checa, Polonia, Eslovaquia y Rumanía cultivan a día de hoy semillas transgénicas a nivel comercial. Y parece que no va a cambiar demasiado el panorama en próximas temporadas, porque Monsanto ya ha anunciado que no venderá su MON 810 en Francia.

En cuanto al apartado de futuras promesas, o más bien de promesas presentes, destacan India y China. India ya lleva una década cultivando algodón Bt, un hito que ha convertido este cultivo en el más productivo y rentable del país. En China las 3,9 millones de hectáreas cultivadas con algodón Bt en 2011, principalmente por pequeños agricultores, ya suponen un porcentaje del 71,5% del total. Y este país también está atento al maíz Bt, que proveerá pienso para una población que demanda cada vez con más insistencia productos de origen animal y a la comercialización del Golden Rice en Filipinas, prevista para 2013.

No resulta casual que los países con más potencial en el futuro cercano sean también las futuras amenazas económicas para Europa en los próximos años. Llevo años oyendo de los expertos que la UE iba a perder el tren de la biotecnología si no cambiaba su política y su actitud. El último tren ya pasó, hace tiempo, y seguimos esperando con aire desorientado en nuestra estación, abandonada en medio del Lejano Oeste… Hasta que lleguen los indios y
nos quiten la manta, la tele y hasta la cabellera si nos descuidamos.

 

Descarga la nota de prensa en castellano

Descarga el Resumen Ejecutivo (inglés)